Busqué a Ana porque había llegado a un punto en mi vida en que sentía que ya no podía más. Mi inseguridad unida a una situación familiar dolorosa estaba haciendo mella en mi. Además pensaba que admitir ese momento de no retorno me hacía débil y era un fracaso.
Ese fue mi punto de partida, y a partir de ahí llegaron muchas horas compartiendo pensamientos y vivencias.
Cada tarde que iba a ver a Ana, en el coche mientras volvía del trabajo, solía repasar en mi cabeza todo lo que me había sucedido desde nuestra última cita para contárselo. Después llegaba, soltaba a bocajarro todas mis ideas y entre medias Ana me hacía preguntas que yo contestaba. Siempre me marchaba pensando en lo rápido que se pasaba la hora. Casi como si no hubiese existido.
Pero resulta que cuando salía de allí, en las horas y días sucesivos, tomaba consciencia de que esa hora fugaz me había provocado una sacudida interior que me hacía sentir incómoda, que algo había sucedido. Y es que esas preguntas que Ana me hacía y yo contestaba sin más me habían hecho conectar con mi yo interior, ese al que mantenía en silencio normalmente porque lo que me decía me resultaba a ratos duro a ratos doloroso.
Y gracias a Ana por fin le dejé a hablar, por fin empecé a escucharme y seguir mi instinto. Eso te lleva necesariamente a dar pasos hacia delante, a tomar decisiones que antes veías imposibles, a plantearte opciones que antes pensabas improbables e inevitablemente se abren caminos que hasta ahora eran inexistentes. Y sientes que has cambiado. Pero no es cierto. Eres la misma persona sólo que has descubierto cosas de ti misma que habían permanecido ocultas en lo más profundo de tu interior: miedos, necesidades, deseos, capacidades y sobre todo, no sólo dónde están tus límites, sino donde debes ponerlos para vivir de una forma realmente saludable.
Creo que antes de conocer a Ana, a pesar de que en algunos aspectos de mi vida era una persona afortunada; sobrevivía y ella me enseñó cómo vivir. Es el mejor regalo que se le puede hacer a alguien. Gracias ; )

Laura
SOBRE MÍ

Soy Ana Oliver, Coach Personal y autora de este Blog. Mi objetivo es ayudarte a sentirte más satisfecho contigo mismo, y a generar los cambios que quieres en tu vida. Descubre cómo puedo ayudarte aquí.