¿Cómo puedo saber si ha llegado el momento de cambiar de trabajo? ¿Cómo  puedo tener la seguridad de que no me estoy precipitando en abandonar?

Si la idea de cambiar de trabajo lleva un tiempo rondándote en la cabeza es muy posible que en algún momento te hayas hecho estas preguntas ¿verdad?. Lamentablemente seguridad al cien por cien de que sea el momento y de que la decisión es la acertada, sólo podrás tenerla  un tiempo después de haber realizado el cambio. Lo que sí es cierto y lo sé por mi propia experiencia y por lo que he visto en todos estos años de trabajo con clientes, es que llega un momento que aunque no estés seguro al cien por cien, sabes que hasta aquí has llegado, que es el momento de parar y bajarse de ese tren.

Si aún no has llegado a ese punto de seguridad,  estas cinco preguntas te ayudarán a tener un poco más de claridad y saber en qué punto te encuentras.

 

Por qué …

¿Cuánto tiempo hace que ya no tienes ilusión por lo que haces?.

 

Posiblemente haga ya mucho tiempo que no le veas sentido a tu trabajo, que te haya dejado de gustar o quizás nunca te gustó realmente, es posible que incluso te estés planteando que quizás esa no sea tu verdadera vocación, o que no vales para ese trabajo.

En el mejor de los casos, es posible que hayan parcelas de tu trabajo que te gusten y con las que más o menos disfrutes, el problema viene cuando las cosas que te desagradan de tu trabajo son cada vez mayores y hacen que la balanza se desequilibre considerablemente.

Con casi toda seguridad durante un tiempo hayas hacer nuevas propuestas y plantear nuevas opciones para que las cosas mejoren, buscando una nueva motivación en tu trabajo, pero una y otra vez todo eso ha caído en un saco vacío y lo único que has conseguido es aumentar tu desilusión y desmotivación.

 

Así que…

¿Cuánto tiempo hace que no has aprendido nada nuevo en tu trabajo? ¿Cuánto tiempo hace que no realizas cursos para reciclarte?

 

Posiblemente haya pasado mucho tiempo desde el último curso al que te apuntaste (voluntariamente claro está), para aprender algo nuevo relacionado con tu trabajo o para mejorar profesionalmente.

Cuando nos gusta nuestro trabajo y  estamos felices en él, nos encanta aprender cosas nuevas, nos apuntamos a todo lo que podemos, leemos libros relacionados con la materia, blogs, revistas etc. Sin embargo, cuando ya empezamos a sentir que nuestro trabajo no nos gusta, que no nos ilusiona, ni nos motiva, estas son unas de las primeras actividades que dejamos de hacer.

También es cierto, que las personas más inquietas y que les gusta aprender cosas nuevas con frecuencia, los trabajos rutinarios donde no hay posibilidad de ser creativos y de hacer cosas diferentes, les desmotivan bastante y esto en es motivo más que suficiente para tomar la decisión de cambiar de trabajo.

 

Por cierto…

¿Cuánto tiempo pasas enfadado en el trabajo? ¿Cuánto tiempo llevas diciendo que estás harto?

 

Este para mí es uno de los síntomas más clarificador de que ha llegado el momento de cambiar de trabajo. De hecho soy una firme creyente de que en el trabajo no sólo es posible sino que hay que ser feliz, o cuanto menos  no ser infeliz.

El trabajo no tiene que ser un sitio donde sufrir, ni donde estar en permanente estado de alerta o enfado, eso acaba con la salud de cualquiera. Puede haber temporadas en que por acumulación de trabajo y stress nos sintamos así, pero si el estoy harto y el no lo soporto más son tu día a día desde hace mucho tiempo, está claro que ha llegado el momento de que empieces a plantearte el cambio de trabajo en firme.

 

Y es que…

¿Cuánto tiempo llevas levantándote por la mañana con poca energía, pensando no sé si lo voy a soportar?.

 

O quizás lo que te venga a la cabeza sea un “no, no quiero, no quiero” como un niño pequeño cuando no quiere ir al colegio. Incluso es posible que ya de buena mañana empieces a tener cierta sintomatología física, en forma de ansiedad, dolor de cabeza…

Por no decir cuántos domingos llevas sintiendo una  sensación desagradable en el estómago que va incrementando a lo largo del día, conforme avanza la tarde te sientes más nervioso, te duele la cabeza,  se te pone mal humor…

 


Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Cuando la respuesta sea NO durante demasiados días seguidos, sabré que debo cambiar algo.

Steve Jobes


 

Si leyendo este artículo te has dado cuenta de que llevas demasiado tiempo en una o varias de estas situaciones te invito a que te hagas la quinta pregunta .

 

¿Cuánto tiempo más estoy dispuesto a soportar esta situación?

 

Si tu respuesta es que no crees que puedas aguantarlo mucho más o simplemente ¡ya no quieres aguantarlo más!, puedes estar seguro que ha llegado el momento de empezar a buscar otras opciones y cambiar de trabajo.

 


 Ahora es tu turno

¿En qué punto te encuentras? ¿Ha llegado tu momento de parar y bajar del tren? ¿o ya te bajaste hace tiempo y ahora vas en otro tren? Cuéntame tu experiencia en el apartado de comentarios, seguro que podemos aprender mucho juntos.


 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo y así podrá ser de ayuda a más personas

 

También te puede interesar:

SOBRE MÍ

Soy Ana Oliver, Coach Personal y autora de este Blog. Mi objetivo es ayudarte a sentirte más satisfecho contigo mismo, y a generar los cambios que quieres en tu vida. Descubre cómo puedo ayudarte aquí.