¿Sabías que un 80% de los trabajadores no están satisfechos con sus rutinas diarias en el trabajo? Es posible que tú seas uno de ellos, incluso en el caso de que  tu profesión te apasione, las largas jornadas, el stress,  y las preocupaciones pueden hacer que llegues a casa con sensación de agotamiento, desmotivación, enfado y con pocas energías para nada más.

En mi opinión una de las causas de esa sensación de infelicidad se debe  a que enfocamos nuestro  trabajo  desde una perspectiva del  esfuerzo y no de placer. “Ganarás el pan con el sudor de tu frente es una creencia muy enraizada en nuestra cultura, así que difícilmente nos planteamos el vivir nuestra profesión desde un punto de vista más liviano, divertido y placentero.

No voy a negar que las condiciones y circunstancias que nos encontramos en el trabajo no requieran de esfuerzo, todo lo contrario,  pero si sólo vivimos nuestro trabajo desde esa perspectiva más pronto que tarde acabaremos “quemados”.

Como dice Beth Thomas en su libro Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work,

“Pasamos demasiado tiempo en el trabajo para no estar felices en él”

¿Qué estrategias podemos seguir en nuestro día a día profesional para trabajar desde un enfoque más placentero?

 

Céntrate en lo que depende de tí.

En todas las empresas hay cosas que no nos gustan y que quisiéramos que fueran diferentes, la clave está en diferenciar entre las cosas que sí puedes influir para que cambien, las que puedes cambiar tú directamente y las cosas sobre las que no tienes ninguna influencia (por el momento).

Si puedes influir de alguna manera para que cambien haz tus propuestas, si las puedes cambiar tu directamente ponte a ello, y si no tienes por el momento la posibilidad de influir,acéptalas tal y como son y no le des más vueltas, ahorrarás muchas energías que podrás utilizar para las dos primeras opciones.

Rodéate de gente nutritiva.

Gente que te aporte cosas positivas, enriquecedoras, con las que puedas aprender, compartir, que sepan escucharte y ayudarte a darle la vuelta a las cosas. Gente con la que te puedas reír y sobre todo con las que puedas hablar de otros temas que no sean del trabajo. Y en consecuencia aléjate en la medida de lo posible de aquellas personas negativas, que siempre están viendo lo mal que van las cosas, quizás no tengas más remedio que compartir despacho con ellas pero al menos en el tiempo del almuerzo o la comida evítalas.

 

Congratúlate de tus logros y aprende de los errores.

Tenemos la mala costumbre de acordarnos siempre de lo malo y de olvidar lo bueno, así es que fácilmente nos olvidamos de las cosas que nos han salido bien y con las que hemos disfrutado y nos quedamos reconcomiéndonos en lo que nos ha salido mal. Si algo no ha salido como tenías previsto analízalo y busca alternativas para que no vuelva ocurrir, y por favor felicítate una y otra vez por las cosas que han salido bien por muy sencillas y evidentes que sean.

 

Ten claro que estás en ese trabajo porque quieres.

Sí, aunque no te lo creas eres tú quien elijes todos los días seguir en ese trabajo, si tan mal estás ¿a qué esperar para cambiar de trabajo?, y no me digas que es que están muy mal las cosas porque entonces yo te pregunto ¿Cuántos curriculums has enviado a otras empresas? ¿A cuántas personas de tu entorno les has dicho que estás buscando otro trabajo?.

Así, que dado que es algo que tú eliges libremente cada día (nadie te pone una pistola en la cabeza), también es tuya la elección de vivirlo como un suplicio o no.

 


Ahora es tu turno:

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Qué es lo que te hace más feliz en tu trabajo? ¿Te centras en las cosas que dependen de ti o pasas gran parte de tu tiempo dándole vueltas a cosas sobre las que no puedes influir? ¿Vives tu trabajo desde el placer o desde el esfuerzo y sufrimiento?.

Cuéntame tu experiencia en el apartado de comentarios, seguro que aprendemos mucho juntos.


 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo y así podrá ser de ayuda a más personas

 

También te puede interesar:

SOBRE MÍ

Soy Ana Oliver, Coach Personal y autora de este Blog. Mi objetivo es ayudarte a sentirte más satisfecho contigo mismo, y a generar los cambios que quieres en tu vida. Descubre cómo puedo ayudarte aquí.