¿Te ha pasado alguna vez que aún teniendo claro el cambio que quieres en tu vida y poniéndote manos a la obra en él, durante el proceso te han surgido mil dudas acerca de si realmente es eso lo que quieres? Seguramente te haya pasado alguna vez, al menos a mí me ha ocurrido.

Y es que el miedo puede hacernos dudar de si realmente queremos algo, llegando incluso al extremo de hacernos abandonar sin ni siquiera haberlo intentado.

Cuando decidimos iniciar un cambio en nuestras vidas es normal que surja el miedo. Por muy seguro que estés de que ese es el cambio que quieres, que necesitas, que llevas tiempo deseando hacer, aún estando convencido de que es la mejor decisión y de los beneficios que  tendrá para tí, cuando te pones a hacerlo empiezan a invadirte un mar de dudas al respecto.

Empiezas a  cuestionarte todo, y no me refiero a las dudas normales que pueden surgir acerca de cual es la forma o acciones más adecuadas para realizar al cambio, sino que empiezas a dudar de si es necesario, si no te estarás equivocando o precipitando, si realmente merece la pena, e incluso te cuestionas si es realmente lo que quieres y deseas o es un capricho tonto que se te ha ocurrido.

¿Cómo es posible que el miedo nos haga dudar de aquello que más deseamos?

 

Pues porque el miedo no distingue lo que es una amenaza real de una imaginaria y nos lleva a protegernos de lo que considera es un peligro para nosotros. En su afán de protegernos y alejarnos del peligro, utiliza todos los medios y formas a su alcance y si una de ellas es hacernos creer que realmente algo no lo deseamos, que no nos gusta, incluso que es un error, pues lo va a hacer.

A lo largo de estos años de ejerciendo como coach he visto como muchas personas que, tras tomar importantes decisiones, estar convencidas de ellas, y con la fuerza y empuje para conseguirlo, una vez que inician los primero pasos del cambio, les inundan todas esas dudas y miedos, yo también los he sentido y sé lo angustioso que pueden llegar a resultar algunos momentos del proceso.

¿Cómo superar esas dudas y miedos y no olvidarte de lo que realmente quieres?

 

No te pelees con el miedo, no te esfuerces en no sentirlo, ni en vencerlo, eso sólo hará que se haga más fuerte y te angustie. Déjalo estar  y míralo como si fuera un compañero pesado de viaje, que te ha tocado y del que por el momento no te puedes separar, pero que pase lo que pase tú piensas llegar al final del viaje.

Escúchalo porque a veces te puede dar indicaciones más seguras (recuerda que es un experto en ver los peligros), pero tampoco le prestes demasiada atención cuando se ponga muy alarmista ¿sabes lo que quiero decir, verdad?

Escribe lo que quieres y por qué lo quieres. Por qué decidí que quería ese cambio, qué me llevo a él, no olvides la situación de partida, cómo estabas y cómo te sentías antes de tomar la decisión.

Visualiza cómo será cuando consigas ese cambio que deseas. Dónde y con quién estarás, qué cosas nuevas estarás haciendo, cómo te hará sentir todo eso. Siéntelo en la entrañas. Cuando algo te gusta lo sientes muy adentro y eso te da muchísimas fuerzas para continuar.

Pregúntate qué precio estarías pagando por no realizar el cambio y si realmente estas dispuesto a pagarlo.

Hazlo aunque sea con dudas, el miedo es como una densa niebla que parece infranqueable y que no te deja ver lo que hay al otro lado del camino, pero cuando la atraviesas te das cuenta de que realmente no era tan espesa, sólo tenías que ir un poco más despacio y con más cuidado.


Ahora es tu turno

¿Cuántas veces el miedo te ha hecho no intentar o abandonar aquello que deseabas? ¿Cómo has sido capaz de a pesar de tener dudas hacer aquello que soñabas? ¿Qué momentos de tu vida te ha evocado este artículo?

Anímate a compartir tu experiencia en los comentarios, así aprenderemos juntos.


 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo y así podrá ser de ayuda a más personas

 

También te puede interesar:

SOBRE MÍ

Soy Ana Oliver, Coach Personal y autora de este Blog. Mi objetivo es ayudarte a sentirte más satisfecho contigo mismo, y a generar los cambios que quieres en tu vida. Descubre cómo puedo ayudarte aquí.